Skip to main content

Reps. Espaillat y Castro y senador Padilla introducen un proyecto de ley emblemático para eliminar las barreras a la ciudadanía

October 13, 2021

La legislación alinea la Ley Federal de Inmigración con los esfuerzos de reforma migratoria a nivel nacional

WASHINGTON, D.C. –Los congresistas Adriano Espaillat (NY-13), Joaquín Castro (TX-20) y el senador Alex Padilla (D-CA) anunciaron la introducción de la Ley de Sentencias Justas para Inmigrantes, que eliminaría ciertas barreras a la naturalización y ciudadanía, y evita la expulsión injusta de inmigrantes basada en una condena previamente desestimada o indultada.

El proyecto de ley garantizaría que las condenas penales pasadas que hayan sido eliminadas, anuladas o indultadas por el tribunal de sentencia no bloquearían a los inmigrantes en el camino hacia la naturalización o pesarían en contra de un inmigrante en un proceso de deportación.

"Nuestro sistema de inmigración está roto. Y durante demasiado tiempo, a los inmigrantes de nuestra nación se les ha negado injustamente una vía legal hacia la ciudadanía y aún enfrentan la deportación debido a condenas penales que han sido indultadas, desestimadas o suspendidas. Esto es injusto, inequitativo e inaceptable", dijo el congresista Espaillat. "Nadie merece ser condenado al ostracismo por su turbulento pasado o una condena que ha sido descartada, y tampoco a nadie se le debe negar la oportunidad del Sueño Americano por eso. Espero que al aprobar este proyecto de ley, podamos comenzar a reconstruir el sistema de inmigración de este país desde cero, haciéndolo más equitativo y accesible para todos los que llaman hogar a esta nación".

“A los inmigrantes no se les debe poner barreras para la naturalización y ponerlos en riesgo de deportación debido a una condena penal pasada que ya no es válida en la corte”, dijo el congresista Castro. “Desafortunadamente, el sistema de inmigración de nuestra nación está profundamente roto y, a menudo, hace que sea más difícil que útil para los inmigrantes obtener una vía legal hacia la ciudadanía: el Congreso debe aprobar reformas. Este proyecto de ley toma medidas críticas para prevenir deportaciones injustas y ayudar a los aspirantes a nuevos estadounidenses a perseguir sus sueños".

“Durante demasiado tiempo, nuestras leyes de inmigración han puesto el Sueño Americano más lejos de su alcance al hacer casi imposible que los inmigrantes, especialmente aquellos con condenas resueltas, se conviertan en ciudadanos. Ya no podemos hacernos la vista gorda con su situación”, dijo el senador Padilla. "Debemos asegurarnos de que nuestro sistema de inmigración sea justo y que una condena previamente desestimada o indultada no impida que un inmigrante pueda naturalizarse ni influya en las decisiones de expulsión".

“El sistema migratorio de Estados Unidos impone la severa pena de detención y deportación como segundo castigo para las personas que emergen del sistema legal penal, desestabilizando familias y comunidades. Esta injusticia es aún más pronunciada cuando la condena subyacente ha sido anulada, perdonada o borrada en el sistema legal penal pero sigue siendo válida para propósitos de inmigración. Aplaudimos la introducción de la Ley de Sentencias Justas para Inmigrantes, que garantizaría que nadie sea deportado de sus seres queridos debido a una condena o sentencia que el tribunal penal ya no reconoce", dijo Heidi Altman, directora de políticas del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes.

"La definición amplia y distorsionada de INA de 'condena' ha tenido como resultado repercusiones migratorias injustas y profundamente dañinas para innumerables personas, lo que ha alimentado aún más las crueles máquinas de detención y deportación de este país", dijo Sirine Shebaya, directora ejecutiva del Proyecto Nacional de Inmigración. "El Proyecto Nacional de Inmigración se enorgullece de respaldar la Ley de Sentencias Justas para Inmigrantes porque es un paso fundamental para garantizar que los inmigrantes puedan beneficiarse de la reforma de la justicia penal, tengan una segunda oportunidad de reconstruir sus vidas después del contacto con el sistema legal penal, y recibir un trato justo y humano en los Estados Unidos".

Este proyecto de ley se aplicaría retroactivamente a cualquier condena, fallo o sentencia dictada antes, durante o después de la promulgación de este proyecto de ley. El proyecto de ley también establece que los motivos de inadmisibilidad y deportación no se aplican a un inmigrante con una condena penal si, después de haber dado aviso y la oportunidad de responder a las autoridades fiscales, el tribunal de sentencia emite una recomendación al secretario de Seguridad Nacional que el inmigrante no puede ser expulsado sobre la base de la condena.

Específicamente, el proyecto de ley enmienda la definición de "condena" en la Ley de Inmigración y Nacionalidad a "un juicio formal de culpabilidad del no ciudadano presentado por un tribunal" y exceptúa las siguientes circunstancias de ser consideradas una condena:

 ·       Un fallo o sentencia de culpabilidad que haya sido desestimada, borrada, diferida, anulada, invalidada, retenida, anulada o indultada por el presidente de los Estados Unidos o el gobernador de cualquier estado,

·       Cualquier sentencia en la que el tribunal haya emitido una recomendación judicial contra la expulsión, una orden de libertad condicional sin dictar sentencia o cualquier disposición similar,

·       Un fallo que está en apelación o dentro del plazo para presentar una apelación directa.

La Ley de Sentencias Justas para Inmigrantes (Fair Adjudications for Immigrants Act) está copatrocinada porCongresistas Alexandria Ocasio-Cortez (NY-14), André Carson (IN-07)Dina Titus (NV-01), Eleanor Holmes Norton (D-DC), Grace Meng (NY-06), Ilhan Omar (MN-05), James P. McGovern (MA-02), Jan Schakowsky (IL-09),  Jesús G. “Chuy” García (IL-04), Juan Vargas (CA-51), Mark Takano (CA-41), Mary Gay Scanlon (PA-05)Mondaire Jones (NY-17), Tony Cárdenas (CA-29), y Nydia M. Velázquez (NY-07)

Lea el proyecto de ley en su totalidad aquí.

La Ley de Sentencias Justas para Inmigrantes cuenta con el respaldo de:

National Immigration Project of the National Lawyers Guild, National Immigrant Justice Center, National Immigration Law Center, International Refugee Assistance Project (IRAP), Center for Constitutional Rights, America’s Voice, Immigration Hub, United We Dream Network, Public Counsel, Immigrant Legal Resource Center (ILRC), Center for Law and Social Policy (CLASP), Immigrant Defense Project, Capital Area Immigrants' Rights Coalition, Legal Aid Justice Center, Make the Road New York, The Bronx Defenders, Coalition for Humane Immigrant Rights (CHIRLA), Florence Immigrant & Refugee Rights Project, Tahirih Justice Center, Freedom Network USA, Black Alliance for Just Immigration, Alianza Nacional de Campesinas, Asian Pacific Institute on Gender-Based Violence, National Partnership for New Americans, #DetentionKills, AIDS Alabama, Immigrant Legal Advocacy Project, La Resistencia, United Stateless, Illinois Coalition for Immigrant and Refugee Rights, Jobs With Justice, Lights for Liberty, Haitian Bridge Alliance, Immigrant and Non-Citizen Rights Clinic, CUNY School of Law, StoptheDrugWar.org, Wayne State Asylum & Immigration Law Clinic, Hispanic Federation, Migrant Center for Human Rights, Quixote Center, Civil Rights Education and Enforcement Center (CREEC Law), NC Coalition Against Domestic Violence, Iowa Coalition Against Sexual Assault, Alianza Americas, Drug Policy Alliance, National Network for Immigrant & Refugee Rights, Unidad Latina en Accion CT, Vermont Network Against Domestic and Sexual Violence, Mennonite Central Committee U.S., New York State Coalition Against Domestic Violence, National Korean American Service & Education Consortium (NAKASEC), The Advocates for Human Rights, Washington Defender Association, Immigrant Justice, Ministry Team of Cedar Lane Unitarian Universalist Church, Government Information Watch, Immigrant Law Center of Minnesota, Arizona Coalition to End Sexual and Domestic Violence, Bethesda Presbyterian Church, Families for Freedom, Idaho Coalition Against Sexual & Domestic Violence, Presente.org, UNITED SIKHS, PG Change Makers, Louisiana Advocates For Immigrants in Detention, Battered Women’s Justice Project, Center for Disability Rights, Takoma Park Mobilization - Equal Justice, Jewish Activists for Immigration Justice of Western MA, Muslim Voices Coalition, Comunidad Latina De Hawaii, Hawai'i Coalition for Immigrant Rights, New Jersey Coalition to End Domestic Violence, RISE, Doctors for Camp Closure, American-Arab Anti-Discrimination Committee (ADC), Arab American Association of New York, Connecticut Shoreline Indivisible, Wind of the Spirit Immigrant Resource Center, Committee on National Legislation, Women Watch Afrika, Jetpac Resource Center, African Communities Together, Just Neighbors, The Public Defenders Coalition for Immigrant Justice, Center for Victims of Torture, Disciples Refugee & Immigration Ministries, NETWORK Lobby for Catholic Social Justice, Bridges Faith Initiative, Mainers for Accountable Leadership, Advocating Opportunity, Standpoint, Asian American Legal Defense and Education Fund (AALDEF), Adelante Alabama Worker Center, Interfaith Community for Detained Immigrants, Legal Aid Society of Metropolitan Family Services, Rocky Mountain Immigrant Advocacy Network, Iowa Coalition Against Domestic Violence, Immigrant Justice Network, Asian Americans Advancing Justice | AAJC, Church World Service, Just Futures Law, Americans for Immigrant Justice, Immigrant Legal Defense, UnLocal, ISLA: Immigration Services and Legal Advocacy.

###

Issues:Immigration